Tras cierre de compuerta, comienza monitoreo de 2 días en Hidroituango

0

La resistencia de la estructura de captación, la gran incógnita de la obra.

Después de que se había proyectado el cierre de la segunda compuerta de captación para finales de febrero, la empresa decidió realizar esta maniobra sobre el mediodía de este martes.

De hecho, a las 12:59 de la tarde de este 5 de febrero EPM informó que el proceso duró aproximadamente 40 minutos y que todo salió conforme a lo planeado.

La multilatina también manifestó que en las próximas 48 horas se realizará monitoreo del macizo rocoso para verificar que no haya anomalías y los indicadores estén estables.

De acuerdo con Jorge Londoño De la Cuesta, gerente de EPM, el cierre de la compuerta se debió a los resultados que arrojaron los análisis detallados hechos en la captación para determinar su nivel de resistencia ante el aumento del embalse.

“Entre más suba el embalse, mayor será la presión a esta estructura. En este momento la resistencia de la estructura es incierta y debido a esta presión podría fallar de dos maneras: un esfuerzo por flexión o un esfuerzo por cortante”, aseveró el gerente.

El refuerzo por flexión es similar al que se hace al intentar doblar una vara por la mitad, que es lo que podría pasar con las rejillas que hay en la captación. Según EPM, con este esfuerzo, la estructura podría aguantar hasta que el embalse alcance el nivel del vertedero (400 metros) como estaba planeado.

Sin embargo, fue el segundo esfuerzo el que prendió las alarmas. El esfuerzo por cortante es como si una parte se deslizara sobre otra.

Sobre este punto, explicó Londoño De la Cuesta, encontraron -según los análisis- que entre más metros suba el embalse, más riesgo de colapso hay.

“Si esto pasa, el nivel de agua que entra a la casa de máquinas no se podría controlar lo que generaría una afectación mayor en esta estructura ”, expresó el directivo.

Sin embargo, para expertos como Santiago Ortega, ingeniero, magíster en Ingeniería de Recursos Hidráulicos y docente investigador de la Escuela de Ingeniería de Antioquia, EPM no fue claro en precisar en qué parte exacta de la captación está el esfuerzo que tiene en riesgo la estructura.

“La forma como explicaron puede generar confusión porque no queda claro que si esos esfuerzos están en el túnel, en el concreto o en las compuertas”, dijo Ortega.

Así fue el cierre de la compuerta

La compuerta 1 es una pieza compacta de acero que pesa 85 toneladas y mide 7,70 metros de ancho por 7,30 de alto con un espesor de 80 centímetros.

El proceso para su cierre, indicó EPM, fue similar al que realizaron el pasado 16 de enero con la compuerta 2, que tardó aproximadamente media hora.

Igualmente, se suspendió temporalmente el tráfico vehicular y fluvial y se evacuaron a los empleados de la obra y solo quedarán los siete que estuvieron en el primer cierre.

“Este proceso puede ser más lento que el anterior porque está entrando más agua y la reducción de caudales será más significativa aguas abajo. Esperamos que no tenga ningún contratiempo”, indicó Londoño De la Cuesta horas antes de realizar el cierre de la compuerta.

About author

No comments