Los clubes de fútbol de Colombia, en crisis de resultados internacionales

0

Desde que Santa Fe se coronó campeón de la Copa Sudamericana en 2015 y Atlético Nacional de la Copa Libertadores en 2016, el fútbol colombiano se vino abajo en la presencia internacional de clubes, con un 2019 poco alentador y ya con varios fracasos encima.

La eliminación en la Libertadores del deportivo Independiente Medellín en la segunda ronda de repechaje por el Palestino chileno, la de Nacional en la tercera fase frente al Libertad paraguayo, la de Once Caldas en la Sudamericana contra el desconocido Santaní paraguayo y el difícil momento de Tolima y Junior en la fase de grupos, confirman el mal presente colombiano en el ámbito internacional.

Si bien el Atlético Junior fue finalista el año anterior de la Sudamericana, el panorama del 2019 en la Libertadores es opuesto, porque está prácticamente eliminado, con tres derrotas en igual número de partidos, cuando cumple el 50 % del calendario del Grupo F, en el que incluso el Melgar peruano está por encima.

Tolima, por su parte, que parecía tener un inicio de campeonato ideal, al vencer en Ibagué al vigente campeón de la Copa Sudamericana, el brasileño Atlético Paranaense, sus dos salidas posteriores prendieron las alarmas, porque fue goleado 3-0 por Boca Juniors en la Bombonera y esta semana igualó 2-2 en Ibagué contra el boliviano Jorge Wilstermann, cuando ganaba 2-0.

Es así como de los ocho clubes con presencia internacional, en el primer trimestre dos se despidieron de forma prematura, el Medellín de la Libertadores y el Once Caldas de la Sudamericana, mientras que Nacional fue uno de los ‘mejores eliminados’ de la Libertadores y por eso pasó a la Sudamericana, como premio de consolación.

Además, en la Sudamericana, se viene el debut del Deportivo Cali contra el Guaraní paraguayo, en tanto que Rionegro Águilas igualó de local 1-1 en la ida contra el Oriente Petrolero boliviano y La Equidad sacó en la ida un 0-0 en Paraguay contra un desconocido Independiente de Campo Grande.

PROBLEMA DE INVERSIÓN

Para encontrar las razones a este presente de los clubes colombianos en el exterior, surge el interrogante de la inversión en los refuerzos o contrataciones para pelear mano a mano contra equipos brasileños y argentinos, que parecen tener el dominio en la región suramericana.

“Colombia solo suma tres copas Libertadores y una Sudamericana, en un universo de años de competencia, en el que el fútbol siempre fue dinero, planificación y trabajo, pero en la región, Colombia invierte poco, comparado con las potencias Brasil y Argentina, pues si vemos la Copa Conmebol Libertadores, desde el año 2000 los argentinos ganaron ocho y los brasileños siete, Colombia dos, Paraguay una y Ecuador otra, ese no es un dato menor, ni hablar de la tabla histórica”, asegura Paulo César Cortés, director de Central Fox, el noticiero de Fox Sports.

Cortés añade que “el trabajo existe, pero los mejores jugadores se van y muchos muy jóvenes, algunos clubes tienen como única opción vender, pues es imposible retener jugadores con los ofrecimientos que llegan desde el exterior, el talento es la base y de ese hay poco en el torneo local, los entrenadores trabajan con lo que pueden, Nacional y Junior pueden, por presupuesto, arriesgar un poco más, pero eso no siempre garantiza grandes resultados”.

“Es por eso que los clubes colombianos están en clara desventaja para jugar en ese nivel de la Libertadores, mientras que en la Sudamericana se puede llegar más lejos, allí enfrentan a equipos con los que se puede pelear”, concluyó el director de Central Fox Colombia.

Por su parte, Tito Puchetti, comentarista en Directv Sports y Blu Radio, coincide en que “el grave problema pasa por el tema de la inversión, porque la inversión que hacen los equipos brasileños y argentinos, por solo mencionar cuatro: Boca, River, Gremio y Palmeiras, fueron equipos con inversiones gigantescas, mientras que nosotros tampoco hacemos proyectos”.

“Vemos que Suárez llegó a Junior, el equipo que estaba mejor para la Copa, a iniciar un nuevo proceso y Matías Fernández que fue su gran refuerzo llegó tarde y adaptarse no es fácil, y algo que es muy interesante es que Colombia tiene a casi 30 jugadores en Argentina, casi 30 en México y muchos en otros países, así que nuestro fútbol se reciente, pero tenemos para pelear la Copa Sudamericana por una cuestión de economía”, agrega Puchetti.

Según Transfer Market, un sitio web alemán que tiene información del mundo del fútbol, como puntuaciones, resultados, noticias de transferencias y calendarios de liga, ese panorama de inversión y costos de las nóminas es una realidad para que los clubes colombianos no tengan cómo dar la pelea en eventos internacionales.

Entre los 46 clubes que aparecen inscritos para la Libertadores de este 2019, los clubes colombianos Junior, Tolima, Nacional y Medellín están por fuera del top 10 del costo de la nómina actual, es decir, mientras la plantilla del Palmeiras brasileño tiene un valor estimado en el mercado de 126,4 millones de dólares, el valor de Junior es de 27 millones de dólares, el de Tolima de 21,7, el de Nacional de 21,2 y el de Medellín de 21 millones de dólares.

Esto significa que ni sumando la nómina de los cuatro representantes colombianos se cubre el costo de la plantilla del once carioca.

Sin embargo, en su grupo F, por valor de la nómina, Junior debería ser tercero y no último como lo es ahora, pues a Palmeiras y sus 126,4 millones de dólares, le sigue San Lorenzo de Argentina con 40,8 y el Melgar peruano registra apenas 8,7, lo que sí marca una diferencia frente a los 27 de los ‘Tiburones’.

De su lado, el Deportes Tolima hasta ahora cumple con el pronóstico de estar en el tercer lugar, porque en su grupo con 21,7, está lejos de los 115,5 millones de dólares de Boca Juniors y los 41,5 del Atlético Paranaense, mientras que sí está por encima de los 4,1 del Jorge Wilstermann, club con el que igualó 2-2 este miércoles en Ibagué.

En ese orden de ideas, la inversión económica es una de las claves para que los clubes brasileños y argentinos marquen una gran diferencia frente a los de los otros países, pues ese top 15 de los equipos que más invierten en la Libertadores está integrado sólo por equipos de esas dos naciones y el primero de otro país es justamente el Atlético Junior, en la casilla 16.

EL FUTURO DE JUNIOR Y TOLIMA

A pesar del flojo presente en la Libertadores, los dos clubes colombianos todavía tienen oportunidades de continuar en el certamen continental, porque hasta ahora se ha cumplido con el 50 % del calendario y restan nueve puntos en juego. El panorama de Junior es más complejo que el de Tolima.

En este momento los ‘Tiburones’ son últimos del Grupo F sin puntos, producto de tres derrotas, pero matemáticamente tiene opciones de avanzar o de quedarse con el tercer lugar que da cupo a la Copa Sudamericana. Si gana los tres partidos que le restan, dos en Barranquilla (San Lorenzo y Melgar) y en Brasil contra Palmeiras, los nueve puntos le sirven para aspirar a un segundo lugar o le aseguraría el tercero, puesto que para el que incluso le alcanzaría con las dos victorias en casa y un empate en Brasil.

Tolima, por su parte, con cuatro puntos de nueve posibles, pero ya con dos juegos en casa, debe ir a buscar en Bolivia lo que perdió en Ibagué contra el Wilstermann y hacer respetar su estadio contra Boca Juniors. Así, con los cuatro puntos que tiene ahora y otros cuatro que sume en lo que resta, llegaría a ocho para pensar en un tercero o segundo lugar de una zona que lo enfrenta al subcampeón de Libertadores y el campeón reinante de la Sudamericana.

About author

No comments